La diferencia entre “vegetarianismo”,

“veganismo” y “ecotarianismo”

Por: Dra. Sandra Cruz-Pol

¿Has notado que cada vez hay más restaurantes que ofrecen comidas vegetarianas? En ocasiones también ofrecen veganas, pescotarianas, ovo-vegetarianas, por ejemplo. ¿Qué significan esos términos y cuál es su relación con el ambiente?

  • Las personas vegetarianas no consumen ningún tipo de animal: ni mamíferos (cerdos, vacas, conejos, etc.), ni aves, ni pescado o mariscos. Sí consumen frutas, vegetales, algas marinas, cereales, tubérculos, granos, nueces, semillas y legumbres. También se les conoce como ovo-lácteo-vegetarianas porque suelen consumir huevos (ovo) y productos lácteos como leche y quesos. Las pescotarianas consumen peces, pero no otros animales.

  • Las personas veganas, además, no consumen ningún producto animal, incluyendo leche, quesos, huevos. Algunas tampoco consumen miel de abeja.

  • Las personas ecotarianas van más allá y tratan de eliminar todo lo que contribuye a la emisión de gases de invernadero que calientan la atmósfera. Esto no solo incluye alimentos menos procesados, minimizando empaques, sino que además toma en cuenta dónde se preparan. También evitan comer petróleo, consumido por muchas personas diariamente sin saberlo. La tabla abajo presenta un resumen de lo que constituye ser una persona ecotariana. Son quienes ahorran más y las personas más saludables. También son las que más ayudan al planeta.

 

Es importante entender que:
Puedes ser una persona vegetariana o vegana y no estar saludable, arruinar el planeta y arruinar tu bolsillo.

Sin embargo, si eres una persona ecotariana podrás mantener un peso sano sin pasar hambre, ahorrando dinero y ayudando al planeta.


VENTAJAS

  • Al Planeta: Todas las opciones arriba indicadas ayudan a reducir las emisiones que causan calentamiento global. De todos los cambios en tus hábitos, lo que comes es lo más importante para el planeta pues, según varios estudios incluyendo uno de las Naciones Unidas en 2006, “criar animales para consumo genera más gases de invernadero que todos los autos y camiones en el mundo combinados”. Otro estudio del Worldwatch Institute de 2012 estima que el consumo de carne es responsable del 51% de las emisiones que causan cambio climático. 

  • A la Salud: Por otro lado, muchos estudios de prestigiosos institutos de medicina concluyen que el consumo de carne está asociado con la alta incidencia de cáncer del páncreas, del riñón y del colon. Ser una persona ecotariana te brinda beneficios añadidos debido a que evitas BPA, antimonio y derivados de petróleo, entre otros.

  • A la Humanidad: Además, todas las opciones de arriba, excepto la pescotariana, evitan la crueldad animal. Los peces sí sienten, aunque el impacto de su consumo, en lo que a emisiones respecta, es menor que el de otras carnes. La manera industrial de crianza de gallinas, cerdos y vacas es sumamente cruel y no está regulada por las agencias que protegen a los animales debido a que los consideran objetos de consumo. La crueldad se extiende asimismo a las vacas que producen leche, las cuales se mantienen pariendo y se separan de sus crías. Los espacios a los cuales están confinadas son extremadamente pequeños en la mayoría de estas industrias.

El ecotarianismo no es una dieta, es un estilo de vida. Prueba nuevas recetas y verás que este tipo de comida es sabrosa. Nunca pasarás hambre, ahorrarás dinero y sentirás plena vitalidad y satisfacción de saber que ayudas a crear un mundo mejor. 

 


Adaptado de Ecotarian: Guide to Maintain a Healthy Weight, Without Going Hungry, No Matter Your Age, and in Harmony with the Planet, 2018, Sandra Cruz-Pol, y Cuerpo eco: guía para mantener un peso saludable, sin pasar hambre, no importa tu edad y en armonía con el planeta, 2018. Publicados por Amazon y Amazon Kindle.

© 2013 by REVISTA AMBIENTAL CORRIENTE VERDE, INC.