imagen de portada de revista de diciembre de 2013

Sustentabilidad Comunitaria

Por: Max Pérez Padró y Evelyn Ortiz Avilés Instituto de Permacultura de Puerto Rico

Página anterior;

 

foto de personas en una actividad comunitaria

La sustentabilidad o sostenibilidad se define como la capacidad que tiene un individuo o una comunidad para mantenerse sin la necesidad de recibir ayudas externas y sin agotar los recursos que tiene disponibles. Es capaz de satisfacer todas las necesidades que existen actualmente, sin tener que comprometer los recursos de las generaciones futuras y sin afectar el medio ambiente.

Hoy día muchas personas expertas hablan sobre la crisis de alimentos, sobre la criminalidad, el problema de vivienda, de salud y de educación, etc., pero en su mayoría ninguna ofrece alternativas que sean viables para solucionar estas dificultades.

Para que un individuo o una comunidad pueda ser sustentable o sostenible tiene que producir mucha más energía que la que consume, satisfacer las necesidades básicas dentro de su sociedad, integrar a los seres vivos con el medio ambiente y utilizar fuentes de energía alternas que sean renovables. Si se educa a las personas y a cada comunidad sobre los efectos positivos que tiene la sustentabilidad, se podrían estar ofreciendo soluciones prácticas a la crisis mundial que existe actualmente.

El desarrollo sustentable es la manera más efectiva para proteger el medio ambiente y darles empoderamiento a las personas y a las comunidades. Se basa en la participación de sus integrantes por medio del voto mayoritario. Para ello debe existir un elemento de enlace o una visión que permita que haya comunidad (común-unidad). Sin esta visión común, la comunidad no podrá permanecer. Esto se puede observar cuando las personas pertenecientes a esta comunidad entienden que cuidar de la gente, cuidar del planeta y compartir los recursos se hacen necesarios para lograr un equilibrio en nuestro planeta. (Postulados Éticos de la Permacultura).

Para que una persona o una comunidad puedan ser sustentables, deben existir los siguientes requisitos:

  1. Las viviendas deben ser ecológicas y ajustadas al medio ambiente.
  2. Debe existir una producción de alimentos basada en la utilización de la agricultura ecológica y local.
  3. La producción de energía debe estar basada en la utilización de la energía solar y de energías renovables.
  4. La educación y los servicios de salud deben estar accesibles para todo el mundo.
  5. La seguridad debe realizarse por todas las personas integrantes de la comunidad.
  6. Deben compartir actividades sociales, culturales, artísticas y espirituales donde todos y todas celebren.
  7. Las decisiones deben ser tomadas por consenso.
  8. Debe haber una administración o un gobierno descentralizado.
  9. Debe existir trabajo en equipo.
  10. Se debe valorar y respetar a cada integrante de la comunidad.
  11. Deben cultivar relaciones de confianza entre todas las partes, entiéndase personas, instituciones y organizaciones.
  12. Se debe reconocer cuando llegue una nueva persona integrante a la comunidad y presentarle a las demás para que se sienta parte de ella.
  13. Se debe buscar los medios para mejorar la comunicación y el aprendizaje para que estos puedan ser efectivos.
  14. Debe existir un ambiente de inclusión donde todas las opiniones sean valoradas.

Cuando las comunidades unifican sus esfuerzos de supervivencia y se educan en todos los aspectos para ayudarse unas personas a otras, aprenden a sembrar y a cultivar sus propios alimentos de una manera sana y de acuerdo con sus necesidades alimentarias: se encargan de producir sus propios alimentos, hacen intercambios de productos y de servicios mediante el trueque y aportan de su propio conocimiento y de su sabiduría para el beneficio de cada persona de la comunidad.

Algunos pasos para comenzar a desarrollar una comunidad sustentable son los siguientes:

  1. Tener bien claro que todas las personas integrantes de la comunidad desean desarrollar una comunidad sustentable y que se logra a través de un consenso.
  2. Luego de haber llegado al consenso, formar equipos de trabajo y asignar responsabilidades.
  3. Desarrollar una visión para el futuro y trabajar para alcanzar esta visión.
  4. Desarrollar un plan de acción que sea efectivo.
  5. Ser personas creativas e innovadoras
  6. Involucrar a personas grandes y chicas en todos los procesos de la toma de decisiones, porque dentro de una comunidad sustentable todo el mundo juega un papel muy importante.
  7. Cooperar para el bien común.
  8. Constantemente mejorar los medios de aprendizaje, de comunicación y de conocimiento.
  9. Compartir con otras comunidades y aprender de estas.
  10. Desarrollarse en todos los aspectos tales como ciencias, artes, políticas, y salud, etc.
  11. Contar con una mente abierta para el cambio y para el futuro.

Los países que han logrado desarrollar comunidades sostenibles han obtenido resultados sorprendentes debido a la integración de su gente y a su disposición para promover un cambio de conciencia que se traduzca en una comunidad autosuficiente. Comunidades como Tierramor en México y Guía en Argentina son un modelo de cómo una comunidad se sustenta protegiendo sus recursos y riquezas naturales, protegiendo y asegurando la alimentación de su gente y procurando el bien común para todos y todas.

Poder desarrollar una comunidad sustentable es un proceso integral que exige que haya un compromiso y una responsabilidad de parte de todos los sectores y de cada una de las personas integrantes de estos sectores. Esto incluye el sector económico, educativo, de salud, ambiental, político y social, entre otros. Además, debe incluir los patrones de consumo que determinan la calidad de vida. El desarrollo sustentable debe satisfacer las necesidades de esta generación sin comprometer las de las generaciones futuras.

Página anterior;