logo de la compania danosa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LOgo de la companias empire gas

 

 

portada agosto 2011 pequeña

Los corales: ¿qué son, cuál es su función y cómo se afectan con el cambio climático global?

Por: Juan L. Torres-Pérez, Ph.D. Biólogo Marino

 

Página anterior;

 

foto de coralesfoto de coralesfoto de corales

¿Qué son?

Los corales son animales pertenecientes al Filo Cnidaria, Clase Anthozoa. Cuando vemos un coral, nos parece una roca de un color llamativo, pero de lo que muchas personas no se percatan es de que realmente estamos viendo,una colonia de cientos o miles de organismos, cada uno de los cuales se conoce como un pólipo. Cada uno de estos pólipos normalmente mide mucho menos de una pulgada de diámetro, pero cada colonia puede llegar a medir varios pies. Los corales se dividen en duros o escleractínidos y blandos o gorgónidos. En este caso, hablaré de los corales duros que son los principales formadores de arrecifes, aunque no debemos descartar la importancia de los corales blandos en el ecosistema arrecifal.

Los corales duros forman un esqueleto de carbonato de calcio (CaCO3), el cual provee la estructura primaria de los arrecifes de coral. Para producir estas estructuras calcáreas, la mayor parte de los corales mantienen una relación simbiótica de tipo mutualista con un microorganismo fotosintético del grupo de los dinoflagelados llamado zooxantela. En esta relación, ambos organismos - el coral y la zooxantela - se benefician mutuamente. Las zooxantelas viven dentro de los tejidos de los corales y gran parte de los productos de la fotosíntesis que ésta continuamente lleva a cabo se los pasa al coral para que los utilice en su metabolismo. A cambio, la zooxantela usa parte de los desperdicios de este metabolismo del coral para su funcionamiento celular y también se protege contra posibles depredadores al estar viviendo dentro de los tejidos del coral. Las zooxantelas son organismos unicelulares, por lo que podemos encontrar entre 500,000 a 5,000,000 de células por cada cm2 de tejido de coral. De hecho, los colores tan llamativos que tienen los corales se producen en gran parte debido a los distintos pigmentos fotosintéticos, como clorofilas y carotenoides, que tienen las zooxantelas ya que el tejido del coral es casi transparente. Esta relación es probablemente una de las más importantes en el mundo marino, porque, como mencioné, es la responsable de que se formen arrecifes de coral en los trópicos (Océano Pacífico, Indo-Pacífico, Mediterráneo y el Caribe).

¿Cuál es su función?

Los arrecifes de coral son los ecosistemas sumergidos más importantes que existen en los trópicos y probablemente en todo el planeta. Estos ecosistemas proveen hábitat para más del 25% de todas las especies marinas de plantas y animales reinantes, a pesar de cubrir solamente el 1% del fondo marino. En Puerto Rico, estos ecosistemas funcionan como barreras naturales que nos protegen en contra del oleaje durante marejadas ciclónicas, proveen el sustento de miles de personas, son áreas de recreación para miles de turistas locales e internacionales y funcionan como los cimientos para el desarrollo de cayos e islotes. De hecho, la mayoría de los productos pesqueros que a diario consumimos provienen de nuestros arrecifes costeros. Entre estos productos se encuentran invertebrados marinos (como langostas, cangrejos, carrucho y pulpos) y peces (como pargos, meros, colirrubias y sierras). Otros animales que se encuentran amenazados o en peligro de extinción (como manatíes y tortugas marinas) también usan estos lugares como su hogar.

En nuestra isla, debido a las diferencias en la extensión de la plataforma insular, podemos encontrar arrecifes de coral en las costas oeste, sur y este. En el norte, podemos encontrar pequeñas áreas de corales, pero de poca extensión y no tan abundantes como en las otras costas. En el mundo existen varios tipos de arrecifes de coral, siendo los arrecifes de franja, barrera y atolones los más comunes. En Puerto Rico, tenemos arrecifes de franja y de barrera al igual que arrecifes de parcho en lugares como La Parguera, Isla de Mona, Desecheo, Mayagüez, Rincón, Guánica, Salinas, La Cordillera entre Fajardo y San Juan, Culebra y Vieques, entre otros.

Típicamente, alrededor de Puerto Rico, podemos encontrar los arrecifes de coral asociados a otros importantes ecosistemas costeros como los manglares y praderas de yerbas marinas. Estos lugares sirven de protección y de áreas de apareamiento y desarrollo de decenas de especies de peces e invertebrados en estado juvenil, los cuales, luego que llegan a su etapa adulta, se mueven a los arrecifes para continuar con su ciclo de vida. Los manglares y las yerbas marinas funcionan, además, como filtros naturales que atrapan los sedimentos que provienen de nuestras costas y que, de otra forma, llegarían a los arrecifes impidiendo el paso de luz en la columna de agua y, por ende, la fotosíntesis de las zooxantelas y el desarrollo de las colonias de corales.

¿Cómo se han afectado los arrecifes con el cambio climático global?

Para que existan arrecifes de coral, deben darse una serie de condiciones en el agua. Entre éstas, se encuentran una excelente transparencia del agua, temperaturas cálidas (entre 20-30°C), baja cantidad de nutrientes (conocido en la oceanografía como aguas oligotróficas) y poca acidez del agua de mar.

Aunque no directamente relacionado con el cambio climático, en Puerto Rico y el resto del mundo, los arrecifes han sido impactados grandemente por el aumento en la entrada de sedimentos terrestres en las aguas que los rodean. Esto ha ocurrido como resultado de la canalización de los ríos, la urbanización y el desarrollo desmedido de áreas cercanas a la costa. A su vez, esas prácticas, en conjunto con la deforestación, provocan un aumento oceanoen las temperaturas, lluvias y otros factores que sí están relacionados con el cambio climático global causado por el ser humano.

Directamente relacionado con el cambio climático global, el aumento en las temperaturas del planeta, incluyendo el agua de mar, ha causado el blanqueamiento de millones de colonias de corales en el mundo. El blanqueamiento de corales ocurre cuando disminuye la concentración de zooxantelas en los tejidos del coral o de los pigmentos fotosintéticos que éstas contienen o una combinación de ambos. Esto provoca que los corales no puedan producir los esqueletos de CaCO3, no puedan competir con algas filamentosas que los sobrecrecen y matan y la eventual eliminación de extensas áreas de arrecifes de coral. Por ejemplo, en el año 2005, ocurrió el peor evento de blanqueamiento de corales en el Caribe debido al cual más del 95% de las colonias de corales duros se blanquearon y un gran porcentaje de éstas, muchas de ellas de varios cientos de años de edad, murieron en cuestión de varios meses.

El uso de fertilizantes en la agricultura trae también consecuencias graves a los corales. Con las lluvias y escorrentías de ríos y quebradas, estos fertilizantes se mezclan con el agua. Al hacerlo, aumenta la concentración de nutrientes y provocan un aumento en el crecimiento de algas filamentosas que sobrecrecen los corales o cubren sustratos que, potencialmente, pudieran usar las larvas de corales para establecerse y formar colonias. Son estas colonias las que, a su vez, formarían arrecifes de coral.

Por último, el aumento en la lluvia ácida debido al incremento del dióxido de carbono (CO2) y otros gases de invernadero produce un acrecentamiento en la acidez de los océanos. Esto provoca un debilitamiento en los esqueletos calcáreos de los corales y, por ende, arrecifes más frágiles. Otros organismos de importancia comercial que tienen esqueletos o conchas, como los moluscos y los crustáceos, también se ven afectados por este factor. Los arrecifes de coral son los ecosistemas marinos con más biodiversidad que existen en el planeta. Puerto Rico tiene la dicha de pertenecer a los pocos países en el mundo que tienen estos ecosistemas en sus costas. Es nuestro deber protegerlos y contribuir a que no se sigan degradando. De esta forma, al igual que la nuestra, generaciones futuras podrán disfrutar de estas maravillas naturales que nos rodean, protegen, nos alimentan y nos entretienen.

Página anterior;